fbpx

Tres años siendo mamá. Mi entrada más personal

Y sin apenas darme cuenta estoy celebrado mis tres años siendo mamá.

Ayer me hicieron una entrevista muy bonita. Hablamos de maternidad, del proyecto Slow Nutrición, de conciliación y de planes, y entonces me preguntaron: ¿si pudieras volver atrás, cambiarías algo?

En seguida pensé que sólo podría responder a esta pregunta si me asegurasen que nada cambiaría de los últimos tres años. Y es raro, porque han sido los años en los que menos he «hecho lo que me ha dado la gana» y sin embargo han sido, a su vez, los más felices de mi vida, con diferencia.

Creo que me sienta muy bien no pensar solo en mi jaja. Convertirme en mamá me ha llevado a conocerme más que nunca. Supongo que la maternidad te pone frente a situaciones fuertes en las que tienes que tomar una decisión, apostar por una de las opciones, decir ¡aquí estoy yo!. Nunca me había parado tanto a escuchar mi corazón o mi intuición como en estos últimos años.

Para mi ser mamá ha sido como dar al reset, como si  la vida volviese a preguntarme de nuevo ¿tú que piensas? ¿tú en que crees? ¿tú quien eres?. Decidir el modelo de crianza, como dormirán tus hijos, cómo vas a conciliar tu trabajo o les vas a alimentar, cómo vas a parir,  pone frente a nosotras todo un sistema de creencias y es genial poder plantarte ante ti misma y llegar con honestidad a la mujer eres ahora. 

También me he dado cuenta de que los niños son las personas más cercanas a Dios con las que me he cruzado por ahora, sus ojos brillan, están llenos de bondad, están llenos de voz y no entienden de todos nuestros absurdos límites. Tenerlos cerca está siendo mi puente a esa parte de mi que tenía dormida y me que sienta de maravilla: la de hacerme a un lado para dejar que la vida me sorprenda, soltar el control, confiar en algo más grande, pensar menos en el cómo y dejarme sorprender por algo mejor de lo que yo había pensado.

Mis queridos hijos han salvado esa parte originaria que por un montón de años he tenido dormida y tapada con cantidad de miedos y de «la persona que supuestamente tenía que ser» ¡y les voy a estar eternamente agradecida! Si me hubiesen dicho hace años que iba a decir que no a millones de planes por darle el pecho a mis hijos probablemente hubiese pensado que «no hace falta ser tan sacrificada» jaja, o si me hubiesen dicho que iba a estar de parto radiante, cantando y haciendo yoga sin ningún tipo de droga y disfrutándolo como el mejor momento de mi vida… seguro que no me lo habría creído porque siempre fui de las blanditas del cole jaja.

¡Pero esto y mucho más es la maternidad! que no solo es cambiar pañales o cómo muchas veces dicen «quedarte sin vida». Ser mamá es una súper oportunidad y ahora es cuando lo entiendo, cuando veo lo que ha pasado con la plasticidad de mis neuronas y sólo puedo decir que, efectivamente, que me cambien lo que sea pero que no se mueva ni un segundo de los tres últimos años de mi vida. 

Puedes leer la entrevista completa aquí.

Con cariño,

Elizabeth

 

 

Compartir con:


8 Comentario
  • Ricmary
    Publicado el 10:54h, 10 noviembre Responder

    Hola guapa! Que bonito post y que importante debe ser convertirse en madre… Seguro cambia la vida y te da otras perspectivas y formas de pensar…
    Por cierto, las fotos me han encantado 😉

    ¡Besos y feliz día mi ChicAdicta!
    http://www.piensaenchic.com

  • Michelle Santos Uzcategui
    Publicado el 14:42h, 11 noviembre Responder

    Qué entrada más bonita! La leí de principio a fin y me parecio HERMOSA! Sobre todo lo que dices de la inocencia de los niños y que no creen en los limites que nosotros nos hemos impuesto! Qué bonito lo que transmites sobre ser mamá. Un besote para todos! Pd: ame las foticos!

  • Uno más uno... son tres!
    Publicado el 16:52h, 11 noviembre Responder

    Felices tres años como mamá! Es cierto que todo da un vuelco después de ser mamá. Me ha encantado leerte y me he sentido super identificada contigo. Tenía tantas creencias y tantas expectativas en la maternidad que lo mejor que he podido hacer ha sido olvidarme de todo y dejarme ser yo. Un abrazo!

  • Pinklia
    Publicado el 01:08h, 12 noviembre Responder

    Hola Eli, me encantó tu post y la aproximación que le das a la maternidad. Definitivamente nunca nos terminamos de conocer hasta que pasan cosas extraordinarias suceden. Me encanto leer tu relato. Un abrazo!

  • Arien
    Publicado el 08:09h, 12 noviembre Responder

    Hola guapa!
    Que post tan intenso! Muchas gracias por abrirte y sincerarte con nosotras sobre estos 3 años como mamá, la verdad es que me ha encantado!
    Un besazo

  • Morella Fuentes
    Publicado el 14:51h, 12 noviembre Responder

    Amo este tipo de post donde los bloggers se permiten abrirse desde un lado más humano y que transmite mucha buena vibra, que bonito sentimiento el que trasnmites al ser madre espero algún día me pase.

  • Gaby
    Publicado el 21:13h, 12 noviembre Responder

    Que hermoso post! Gracias por compartírnoslo! Eres una gran madre!

  • Eli
    Publicado el 00:22h, 13 noviembre Responder

    La maternidad tiene que ser tan bonito (si estás preparada y realmente quieres serlo) que, aunque no tengas tiempo para ti, compensa con creces.
    un beso

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.