fbpx

Lactancia materna primer mes

Hola

¿Estás dando a tu bebé lactancia materna? ¿Estás en tu primer mes de lactancia? Hace poquitos días una de pacientes tuvo un bebé, y cómo a muchas otras mamás que he atendido, uno de los temas que más le angustiaba era:

¿cómo sé si está saliendo leche del pecho¿ ¿cómo sé si está tomando suficiente?

Y es que es una pregunta que nos hacemos todas. Yo también me lo he preguntado y aún me lo pregunto en muchas tomas, ¿está saliendo leche de aquí? Esto es especialmente “agobiante” cuando tu bebé es recién nacido y su peso y lo que come cobra tantísima importancia. Porque sales tan asustada del hospital, ha perdido peso y te dicen que si no gana hay que darle un suplemento. Entonces necesitas alguna señal objetiva de que está saliendo leche de tu pecho y de que tu bebé se está alimentando.

Hoy quiero compartir contigo algunas de esas señales en las que nos podemos fijar para ver que todo va bien, que está saliendo leche y tu bebé está comiendo.

  1. Tiene buen color, está sonrosado. Casi todos bebés presentan los primero días de vida una ictericia fisiológica, al comer poquito excretan poca bilirrubina por la caca y están amarillitos. Si el color amarillo no aparece, o empieza a desaparecer, normalmente primero en las extremidades y por último en la cabecita, y comienza a tener un color sonrosado, el buen color es una muy buena señal de que come más, hace más cacas y elimina más bilirrubina.

 

  1. Hablando de cacas, otras buena señal es que hace caca. Que va eliminando el meconio y comienza a hacer caquitas de transición, liquidas marroncitas. Ese color amarronado-amarillo es indicativo de que está tomando grasita de tu leche, y es fantástico.

 

  1. Siguiendo con las deposiciones, otro buen indicativo es que hace pis. Que hay que cambiar muchos pañales, que están mojaditos y, si es chico, que cuando le cambias el pañal suelta algún pis y moja todo ¡es bienvenido!

 

  1. Más señales, que tiene las mucosas hidratadas, que tras las tomas o durante ellas tiene la boca mojadita de estar bebiendo. Y Entre tomas que la tiene hidratada, también la piel que no está seca.

 

  1. Otra gran señal es que se queda tranquilo succionando al pecho. Los bebés son supervivientes, si no obtienen comida y tienen hambre lloran de forma desconsolada hasta conseguirla, y tras ese llanto ensordecedor, se duermen de puro cansancio. Si ves que tu bebé duerme largas horas, que está aletargado y que no llora pidiendo comida y comió hace varias horas quizá está desmasiado cansado para pedírtela. Recuerda déjale el pecho accesible en contacto constante los primeros días.

 

  1. Si sientes el pecho “como si nada” y sigues incrédula de que de ahí no sale nada puedes hacer una pequeña extracción manual del pecho contrario al que tu bebé está haciendo la toma. Así podrás comprobar que sale leche: primero el pecho con movimientos circulares hacía el pezón y después:

  1. Sin duda, otra señal objetiva es la recuperación del peso del nacimiento o la ganancia de peso en la próxima revisión.

 

  1. Por último, sigue tu intuición. Sé que esta “señal” deja a un lado la objetividad pero por mi propia y ajena experiencia veo que las mamás tenemos un sentido extraordinario para saber si todo marcha bien, si tu bebé está bien o no. Escucha tu intuición, hazle caso, y si sientes que tienes que pedir ayuda hazlo también, pedir ayuda nos hace poderosas. 

 

 

Espero que este contenido te ayude a sentirte tranquila y disfrutar tu lactancia.

Si quieres resolver todas tus dudas de lactancia, sentirte cuidada, radiante y comer todo lo que tu cuerpo necesita en esta etapa para ti y tu bebé no te pierdas mi libro «Mamá Slow: tu guia de nutrición en todas las etapas de la maternidad»  ¡ Ya disponible en librerías y principales plataformas digitales!

 

Con todo mi cariño,

Elizabeth

 

La información proporcionada por Elizabeth González y Slow Nutrición en este documento es de carácter general y no está destinada a diagnosticar, tratar o prescribir tratamientos individualizados. Tenga en cuenta las alergias, historial clínico y/o edad de sus hijos cuando realice cambios en su dieta o utilice nuevos productos. Elizabeth González/Slow Nutrición no se hace responsable de posibles reacciones adversas o efectos secundarios de cualquiera de las recomendaciones.

 

 

Compartir con:


7 Comentario
  • Eli
    Publicado el 18:17h, 07 abril Responder

    Realmente lo de la maternidad es todo un mundo. A mí me queda muy lejos pero entiendo que debe ser una preocupación constante para las madres. Seguro que este post les ha ido genial!
    un beso

  • El Rincón de Rachel
    Publicado el 20:48h, 07 abril Responder

    Muy buenos consejos para las mamás primerizas. Me parece que haces una labor genial para mantenerlas informadas. Besitos!

  • Ricmary
    Publicado el 22:48h, 07 abril Responder

    Hola guapa!! No tenía ni idea de esto! Que buen post! Gracias por compartirlo y lo tendré presente para el futuro 😉

    ¡Besos y feliz semana mi ChicAdicta!
    http://www.piensaenchic.com

  • Pinklia
    Publicado el 16:34h, 08 abril Responder

    Muy interesante el tema. Tomo nota para cuando me llegue el momento de la dulce espera. Un abrazo!

  • Michelle
    Publicado el 17:31h, 08 abril Responder

    Este tema es bastante interesante sobre todo porque yo no sabía hasta hace algunos meses que a veecs resultaba TAN difícil lactar. Poco a poco lo he ido entendiento y tomando nota para cuando me toque! Un beso

  • Arien
    Publicado el 23:22h, 08 abril Responder

    Hola guapa
    Que interesante! La verdad es que desconozco todo sobre la lactancia materna así que es genial saber cuando el bebe esta tomando suficiente leche
    Un besazo

  • Marian
    Publicado el 20:43h, 18 abril Responder

    Wow no me imagino aún cómo sería eso. Debe ser un sentimiento genial pero a la vez puede llegar a ser agobiante y doloroso! Muy interesante para que otras que vayan a ser madres pronto lo tomen en cuenta.

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.