fbpx

Importancia de la vitamina D para prevenir la depresión post parto

El post parto es un período muy intenso de la vida de una mujer, quizá el que más, a veces es tierno, feliz y otras se acompaña de síntomas como:

– Fatiga, perdida de energía,

– Agitación, sentimiento de culpa, pérdida de concentración,

– Miedo a hacer daño al bebé o sentimientos obsesivos por su salud.

Estos son algunos de los síntomas que acompañan a la depresión post parto. Una enfermedad grabe, que ha de dejar de esconderse en la sombra para recibir la escucha, el cariño y acompañamiento que tanto necesita. Cómo dice Cecilia García, las mujeres durante el post parto hemos de ser abrazadas y (yo añado) no juzgadas.

» For pregnant, birthing, and postpartum women, the more they’re touched, the happier they are, and the less stressful everything becomes”.

–Cecilia Garcia, Chumash Medicine Woman, Ensenada, Mexico

El origen de la depresión post parto suele ser multifactorial y va a depender mucho del tipo de parto que hemos vivido, si hemos sido o no respetadas en nuestras decisiones, si ha habido problemas con la lactancia materna, el acompañamiento que recibimos durante el puerperio, la salud del bebé, nuestras expectativas y miedos.

Hoy quiero hablarte de la importancia de descartar causas orgánicas como el déficit de vitamina D, un déficit absolutamente infradiagnosticado en nuestro país y, cuyos síntomas entre otros son fatiga, apatía y tristeza.

Para conocer el déficit de esta vitamina es importante saber cual son nuestros valores mediante un análisis de 25 hidroxivitamina D (25 OHD). Y es fundamental actuar cuanto antes. Se consideran valores normales de 25 OHD 25 a 250 nanomoles (nmol)/L (10 to 100 mcg/L) (SACN 2016), estando por encima de los 50 nmol los valores óptimos.

La nutrición, la suplementación en casos necesarios y la exposición solar son fundamentales para alcanzar tus niveles saludables de vitamina D en el post parto.

La Asociación Americana de Psiquiatría expone como un gran aliado de la sintomatología asociada y la prevención de la depresión post parto la terapia de luz brillante: el sol de la mañana, 30 minutos cada día, para sintetizar mayores cantidades de vitamina D. Acompaña paseos bajo el sol con tu bebé, sin prisa, junto con alimentos ricos en Vitamina D como mariscos, huevos y lácteos.

La alimentación durante el post parto y la lactancia materna son  los grandes aliados para sentirnos plenas, enérgicas, descansadas y seguras durante este período. Descubre MI PROGRAMA DE NUTRICIÓN  especializado en nutrición y recuperación postparto 100 % online porque para para poder cuidar hay que cuidarnos, poder hablar de cómo nos sentimos, compartir nuestras experiencias, vivir el puerperio en abrazo y comunidad hace nuestras vivencias más sencillas y humanas.

Con todo mi cariño,

Elizabeth

La información proporcionada por Elizabeth González y Slow Nutrición en este sitio web es de carácter general y no está destinada a diagnosticar, tratar o prescribir tratamientos individualizados. Tenga en cuenta las alergias, historial clínico y/o edad de sus hijos cuando realice cambios en su dieta o utilice nuevos productos. Elizabeth González/Slow Nutrición no se hace responsable de posibles reacciones adversas o efectos secundarios de cualquiera de las recomendaciones.

 

 

Compartir con:


No hay Comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.