fbpx

¿Cómo prevenir las mastitis y las obstrucciones durante la lactancia?

Hola,

Hoy quiero hablaros de un tema que me habéis preguntado mucho en las últimas semanas:

¿cómo se pueden prevenir las obstrucciones y mastitis? 

La verdad es que son dos palabras que a las mamis nos asuntan mucho y, sin embargo, son situaciones comunes que forman parte de lactancia materna de todas las mujeres. Os pongo un ejemplo, es cómo si a lo largo de nuestra vida algún día te tropezases, que es algo muy común y nos pasa a todos, seguro que alguna vez te has tropezado y has estado uno o dos días con molestia en el tobillo y un poco de reposo (esto sería una obstruccción) y alguna vez seguro que un tropezón te provocó una esguince y te toco estar con el pie en alto y tomar algún antiinflamtorio (esto sería una mastitis)

¿A que en ninguna de las dos situaciones te planteaste dejar de caminar? ¿o el médico te indico quedarte en una silla de ruedas para siempre?

No termino aún de entender porqué cada vez que surgen episodios dentro del transcurso de la lactancia materna en seguida a las mamás nos hacen dudar de qué quizá lo mejor sería destetar cuando, además, en la mayoría de las ocaciones los efectos sería negativos para la resolución del episodio.

¡Bueno a lo que vamos! Afortunadamente si que podemos hacer cosas para prevenir las obstrucciones y las mastitis.

¿Cómo comienzan las obstrucciones y las mastitis? ¿Son tan distintas?

Voy a ponerte un poco en situación, las obstrucciones y las mastitis, a pesar de sus diferencias en cuanto a síntomas, no son tan distintas en el origen, y te hablo de ello porqué justo ahí viene la prevención.

Todo comienza cuando hay un disbalance en la flora del ecosistema mamario, es decir, ha sucedido algo y las bacterias que vivían en armonía entre los patógenos y la flora protectora han cambiado y, de repente, las bacterias malas ganan y proliferan. Esto da lugar a que se formen biofilms y aquí esta la clave y comienza todo el lío. Por qué esto significa que al multiplicarse se adhieren a las paredes de los conductos de la mama unidos a moléculas de calcio y lo acaban obstruyendo.

Aquí tenemos montada una obstrucción. ¿Cual es la diferencia entre esto y una mastitis? pues que en una mastitis la multiplicación de estas bacterias formadoras de biofilms, normalmente S. Aureus, se ha multiplicado hasta niveles que se consideran infecciosos y ha desplazado al resto de la flora, la protectora que vivía en armonía antes, y ahora las “malas” han ganado.

Cómo veis el origen de ambas es común y por tanto la prevención también lo será, el objetivo: evitar la alteración del ecosistema de la mama y actuar cuando antes en caso de comenzar a notar obstrucción.

¿Cómo podemos evitar entonces esta alteración del ecosistema mamario?

Estos son las seis cosas que puedes hacer, desde mi experiencia y estudio, para evitar obstrucciones y mastitis:

  1. Tener una estilo de vida saludable y una alimentación sana. Esto es crucial para mantener sana la microbiota tanto intestinal como mamaria o de la piel.

En un cuerpo sano las bacterias patógenas y las sanas viven como buenos vecinos y esto es clave para nuestra salud: comer alimentos sanos adecuados a nuestras necesidades específicas, descansar, estar activos, tomar el sol, sonreír, tener un buen tránsito intestinal y mermar el estrés evitan alteraciones en nuestra microbiota

 

  1. Atentas al consumo de antibióticos.

Si durante la lactancia tienes un episodio en el que tienes que tomar antibióticos cuidado, porque estos acabaran con las bacterias patógenas, por ejemplo de tu infección de muelas, pero también con gran parte de las buenas que están ahí en la mama y mantienen el equilibrio del ecosistema. A partir de ahí las bacterias patógenas de la mama se pueden ver en mayoría y ¡pum!…comienza todo el jaleo del que hemos hablado antes. Cuando tomes antibíoticos asegúrate de tomar también un probiótico especifico para prevenir efectos no deseados.

 

  1. No comprimir el pecho con prendas que aprieten o mantenerlo muchas horas en una posición que lo comprima, cómo por ejemplo tumbada de lado encima de un mismo pecho muchas horas.  Esto facilitaría la formación de biofilms en los conductos mamarios.

 

  1. Tocarse el pecho, si por ejemplo cada mañana al levantare, si llevas horas sin dar el pecho a tu bebé, así podrás notar cuanto antes si comienza a formarse una obstrucción y vaciar el conducto lo antes posible. Esto es super importante, recuerda que una obstrucción del conducto si no se soluciona puede aumentar y formar la infección.

 

  1. Asegurar un buen agarre para evitar heridas en el pezón, o dar el pecho al bebé cuando es más mayor en un lugar tranquilo y relajado para evitar que se distraiga y pueda tirar o herir el pezón. En caso de tener ya la agrieta o herida, es decir, una vía de entrada de bacterías patógenas, en mi experiencia lo que mejor funciona es: añadir una sustancia antibacteriana, aceite de oliva virgen extra y tomar probióticos específicos para la mama como prevención.

 

  1. No dejar de dar el pecho si aparecen estas molestias, en este caso es aún más importante que nunca la ayuda de tu bebé para vaciar la obstrucción, evitando así que se forma la obstrucción del conducto y se pueda infectar.

 

 

 

Espero que este post te ayude a evitar estas situaciones tan molestas dentro de nuestra lactancia. Tengo pendiente escribir una segunda parte para contarte qué hacer en caso de que ya haya aparecido una obstrucción, pero siempre es mejor prevenir que tratar.

Si quieres resolver todas tus dudas de lactancia y cuidar tu alimentación para sentirte sana, radiante y dar a tu cuerpo y tu bebé todo lo que necesitáis en esta etapa ¡te espero en el programa que está revolucionando la nutrición postparto. ¡Únete y comienza a dar a tu cuerpo lo que necesita!

Con todo mi cariño,

Elizabeth.

Compartir con:


3 Comentario
  • Eli
    Publicado el 07:21h, 13 mayo Responder

    La verdad es que es un problema que me queda aún muy lejos, pero me ha parecido muy interesante el post.
    Un beso

  • Arien
    Publicado el 13:33h, 14 mayo Responder

    Hola guapa
    Un artículo muy interesante, todo lo que sepamos para prevenir las obstrucciones y mastitis es muy útil
    Un besazo

  • isabel
    Publicado el 22:10h, 14 mayo Responder

    Ufff yo tuve mastitis y aunque fué leve, cuando lo recuerdo me da de todo :/ Terrible!
    Estos tips se agradecen…

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.